Virtualización de servidores sin intermediarios

Instrucciones de virtualización compiladas en el interior del kernel

La principal diferencia entre los KVM VPS y prácticamente el conjunto de los demás tipos de virtualización es la propia tecnología de virtualización. Mediante KVM, ha quedado en el pasado la necesitad de correr programas de virtualización adicionales en el servidor – en vez de esto, la secuencia de procedimientos de software que se necesitan se elaboran dentro del SO del host. Este proceso acaba por mitigar considerablemente el impacto de la asignación de recursos de hardware a fin de ejecutar más aplicaciones dejando al mismo tiempo estos recursos a disposición de los huéspedes creados en el servidor. La eliminación de esta capa de comunicación complementaria también reduce los tiempos de espera de entrada/salida, acelerando inmensamente el desempeño del Servidor Privado Virtual.
Virtualización de servidores sin intermediarios

Utilización de recursos mejorada

Utilización eficaz de los recursos del servidor

Normalmente las máquinas virtuales exigen la presencia de un nivel adicional entre ellas mismas y la máquina anfitriona haciéndose cargo de la administración de los recursos. Lo que resulta en menor disponibilidad de recursos a los sistemas operativos huéspedes. Gracias a los KVM VPS, la capa adicional se elimina, como el la secuencia de procedimientos de virtualización está siendo preparada como parte del sistema operacional del anfitrión. Siendo así, el juego de recursos que el host ofrece los aprovecharían los Servidores Privados Virtuales instalados. La disponibilidad de recursos le ofrece un impulso extra que se necesita si quiere que sus sitios y aplicaciones web se destaquen de la competencia.
Utilización de recursos mejorada

Un dominio integral en todo relacionado al SO

La libertad ilimitada de utilizar el sistema operativo que desee

Lo que normalmente se interpreta como un punto débil de los Servidores VPS, si se les compara con los servidores reservados, es justamente el SO – generalmente usted queda limitado a la lista de SOs que mantiene su proveedor. Cuando dispone de un Servidor Privado Virtual KVM, no obstante, es posible – en gran medida - instalar cualquier sistema operativo que sea compatible con los parámetros de su servidor y la configuración de hardware del servidor central. Un efecto oportuno como parte del algoritmo específico de la virtualización KVM. KVM entra en núcleo del SO del servidor, con lo que queda garantizada la comunicación directa de las máquinas virtuales con el servidor físico, descartando la necesidad de facilitar más un nivel de comunicación, que forma parte de una gran parte del resto de soluciones de virtualización.
Un dominio integral en todo relacionado al SO
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL